home » efe » Off! completan con hardcore la Noche de Mastodon en el Azkena Rock de Vitoria

Off! completan con hardcore la Noche de Mastodon en el Azkena Rock de Vitoria

20 Jun 2015

Vitoria, 20 jun (EFE).- Con un hardcore sencillo y directo, Off! han quitado las telarañas a un público deseoso de expresarse como sabe hacerlo, bailando, después de unos Mastodon elegantes pero difíciles.

Off! ha necesitado muy poco. Canciones de minuto y medio, dos minutos máximo, tocadas en sets de tres o cuatro, con parrafadas entretanto de Keith Morris, y casi tanto baile encima del escenario como abajo. El resorte ha funcionado de manera espectacular. Esas breves canciones resumen momentos muy diferentes entre sí para interrumpirlos súbitamente, y buscar otro, y otro.

Mastodon han hecho un “metal” más bien lento, muy bien cantado, a tres voces alternadas y dibujado al detalle con las guitarras, como el enorme mural, incomprensiblemente psicodélico que decoraba el escenario. Por otro lado, el volumen no ha sido para nada extremo. Ha pecado más bien de escasez para unos cabezas de cartel. Alejarse un poco del escenario significaba dejar de conectar inmediatamente. Que haya sucedido eso es difícil de entender.

Además el estilo es tan intenso que el concierto no puede prolongarse mucho, para no abrumar. Hora y veinte quizá sea demasiado. No por ellos, que lo han bordado, sino por el público, que también necesitaba actividad.

Sobre las siete de la tarde, Eagles of Death Metal habían devuelto al festival a ese punto, un poco macarra, donde lo dejó ayer el fenomenal bolo de L7. En otro estilo, desde luego, pero con una actitud descarada muy parecida. El sonido más en la línea de los Primal Scream de “Rocks”. Un rhythm & blues noventero, un poco más garaje quizá, aunque puede ser que el set de amplis Orange que tenían en escena despiste un poco. El sol todavía abrasaba las nucas, pero la gente bailaba ya mucho.

Menos mal que han llegado Cracker al escenario principal para relajar un poco los ánimos. Su sonido ha sido definitivamente californiano, quizá más asequible pero menos comprometido. El recinto se ha ido llenando, como ayer, y el público necesita unos minutos para encontrar su sitio. El concierto de Cracker ha facilitado ese momento. Posiblemente el sitio se les ha quedado un poco grande para lo que son hoy por hoy.

Pero el festival ha sido diseñado para dejar siempre solos a los grupos del escenario principal, simultaneando los otros dos. Otro tipo de horario habría dado más opciones a un público que, como siempre, tenía muchas ganas y, como siempre en el Azkena Rock, sabía lo que escuchaba.

Es lo que ha pasado entre Cracker y Mastodon, que había que elegir y estaban Red Fang en un escenario y unos enormes Reigning Sound en el otro.

Han dado un concierto muy sencillo, más power pop que punk, al estilo de Flaming Groovies. Siempre mostrando un clasicismo indestructible y haciendo bailar a la gente desde las melodías, vagamente rock, vagamente pop, vagamente folk, pero sinuosas, optimistas y cantadas fenomenalmente por un Greg Cartwright pletórico.

Todavía no han salido ni Ocean Colour Scene, ni Wovenhand, ni Kvelertak, así que queda mucha tela que cortar. Era difícil superar la noche de ayer, una de las más grandes que se recuerdan en el Azkena Rock. Hoy también ha sido posible disfrutar. Así es el rock & roll. Lo tomas o lo dejas.